Reseña: Days Gone

Título: Days Gone.
Desarrollador: SIE Bend Studio.
Fecha de lanzamiento: 26 de abril de 2019.
Género: Acción aventura, sandbox y terror.
Plataformas: PlayStation 4 y PC (Jugado en PC)
Duración: 37 hs.
Sinopsis: “¿Tienes la habilidad -y el valor- para sobrevivir a los horrores de un mundo roto en esta aventura de acción de enorme mundo abierto?
Ponte en los zapatos sucios y salpicados del antiguo motero forajido Deacon St. John, un cazarrecompensas que busca una razón para vivir en una tierra rodeada de muerte. Rebusca equipamiento entre asentamientos abandonados para fabricar objetos valiosos y armas, o prueba tu suerte con otros sobrevivientes que tratan de ganarse la vida con el comercio justo… o medios más violentos.
Con la humanidad devastada por una pandemia global y devorada por criaturas ferales conocidas como freakers, cualquier error podría ser el último que cometas en tu intento de forjarte una nueva vida en el hostil alto desierto del noroeste del Pacífico.»

Days Gone fue una de las sorpresas del año al ver que llegaba para PC. Al no tener una PlayStation 4 me emocioné bastante porque era un juego que sí o sí quería jugar en algún momento y su aterrizaje en Steam fue la señal que necesitaba para saltar en la moto y sumergirme en este mundo. Lamentablemente tengo que reconocer que el port de Steam me dio más dolores de cabeza que disfrute.

Antes de hablar del juego en sí creo que es importante hablar del estudio que dió vida a esta entrega porque muchas de sus virtudes y sus fallos se entienden mejor si entendemos quienes son Bend Studio. Bend nació como Eidetic y luego de unos pequeños juegos fue la encargada de crear la franquicia Syphon Filter en la PlayStation original y fue recién en la tercera entrega de dicha saga que cambió al nombre actual de Bend.

A pesar del grán éxito de Syphon Filter la saga fue poco a poco pasando a un segundo plano entre las franquicias first party de Sony y en 2006 se convirtió en una franquicia de consolas portátiles. Los últimos tres Syphon Filter salieron para la PlayStation Portátil y más adelante se encargaron de desarrollar los spin off de Uncharted para la Vita. Esto hace que cuando el estudio anuncia un proyecto open world sumamente ambicioso para la PlayStation 4 muchos se hayan sorprendido. La mayor sorpresa fue cuando se descubrió que Days Gone resultó un juego genial y la definitiva vuelta a las grandes ligas de uno de los estudios más infravalorados de Sony.

Days Gone nos cuenta la historia de Deacon St Jhon, un motoquero que se ve envuelto en un apocalipsis zombie (zombies que son llamados «freakers» en este juego). El juego comienza con un flashback que nos presenta a nuestro protagonista, su amigo Boozer y su esposa Sarah mientras a su alrededor el caos asola la ciudad y un grupo de empleados de la Organización Nacional de Respuesta a Emergencias (NERO) está evacuando a algunos civiles en un helicóptero. Lamentablemente el helicóptero está completamente lleno y sólo tiene lugar para dos personas, incapaz de abandonar a su amigo Boozer, Dacon decide que Sarah debe salvarse y él se queda con su amigo mientras la civilización cae a su alrededor.

Dos años después el juego nos presenta el presente de Boozer y Dacon en un mundo asolado por los zombies. Las grandes ciudades cayeron y los seres humanos sobreviven en pequeños campamentos que luchan para superar el día a día. Dacon y Boozer por su lado prefieren mantenerse independientes y sobrevivir por su cuenta a medida que intentan sobrevivir cada día. El punto de arranque del juego es cuando Boozer es atacado por un grupo de Rippers (cultistas locos que quieren parecerse a los freakers) quienes le queman el brazo derecho a nuestro amigo. Esto no sólo sacará a Boozer de la ecuación sino que nos dará nuestra primera línea argumental y es la lucha de Dacon por salvar a su amigo en un mundo plagado de freakers, Rippers y campamentos con líderes cuestionables.

Nuestras primeras misiones no sólo nos obligarán a conseguir medicinas para que Boozer mejore sino que nos hará lidiar con dos grandes campamentos cercanos al puesto de observación donde acampan Dacon y Boozer. Es en la interacción con estos campamentos que empezamos a entender cómo funciona este mundo, a conocer un poco de nuestros personajes y a tener un poco de decisión sobre qué campamentos ayudamos y con cuales subimos nuestra reputación, reputación que nos permitirá comprar mejoras para nuestra moto y nuestras armas.

Esta primera línea argumental no es la única y es la forma en la que Days Gone marca sus misiones a lo largo del juego. Estas misiones llevan el nombre de «Historias» y son la forma de trackear nuestro progreso por el juego. Algunas están conectadas a la historia principal y otras nos irán mostrando los lugares donde podremos cumplir con los objetivos secundarios. Esto es un detalle que hace que Days Gone resulte un poco confuso al principio porque no es del todo fácil ubicar cuales son las misiones principales y las secundarias. A pesar de esto después de unas cuantas horas de juego uno termina acostumbrándose y guiándose por el signo que marca la diferencia.

Antes de hablar del contenido secundario tengo que reconocer que la historia principal de este juego es muy buena y por muchos momentos me instó a ignorar un poco el contenido secundario con tal de ver cómo sigue el desarrollo de Dacon. Esto no sólo funciona por una historia bien escrita sino por los personajes secundarios como Boozer, Iron Mike, Rikki o incluso personajes que vemos poco como James O’Brian (un científico de NERO) que nos ayudará a entender que le pasó a Sarah o incluso la misma Sarah de quien conocemos un montón mediante flashbacks a su vida feliz con Dacon previo a la catástrofe. Todos estos personajes se sienten reales, bien escritos y completamente grises por lo que por muchos momentos uno puede juzgar sus acciones y cuestionar lo que están haciendo.

Si hablamos del contenido secundario el mundo de Days Gone está plagado de cuatro grandes tipos de contenido secundario. El primero, y el más simple, es la búsqueda de misterios alrededor del mundo. Estos misterios son pistas que Dacon puede seguir y que muchas veces llegan a un personaje que nos dará una recompensa o recursos valiosos. Luego tendremos los nidos, estos son lugares plagados de freakers que podremos atacar en cualquier momento y empezar a «limpiar» la invasión de zombies del mapa. Luego tendremos los campamentos de NERO, estas son bases de este organismo donde podremos conseguir armas, recursos y mejoras para nuestro personaje donde tendremos más vida, mejores tiempos de reacción o una mejoría a la estamina de Dacon.

Por último tendremos las hordas. Las hordas son el tipo de contenido que más llama la atención en este juego y que por gran parte del juego estaremos esquivando. Estas hordas consisten en grupos de freakers que se mueven en masa. Las más pequeñas son de 10 o más freakers pero las más grandes cuentan con 300 o 500 zombies. Estos zombies son extremadamente rápidos y derrotarlos se vuelve un completo reto para el jugador al punto que por momentos pueden llegar a ser frustrantes. A pesar de esto el sentimiento de satisfacción cuando se logra matar a estos grupos es inigualable y uno de los mejores momentos que tiene este juego (eso incluyendo los momentos más emocionantes de su historia).

Es con este tipo de contenidos donde Days Gone empieza a flaquear un poco. El combate de este juego podría ser mejor, se que la idea del juego es que no todas las armas sean igual de buenas pero aquí apuntar es muy incómodo. Esto no es tanta molestia cuando estás luchando con una horda y tenés 500 zombies corriendo a tus espaldas y si importar donde dispares seguro le des a alguno. Pero se siente un poco molesto en algunas peleas con grupos humanos (y lo digo como alguien que jugó en PC y pudo apuntar con mouse y teclado).

A pesar de esto, y los puntos más bajos de la historia (como los flashbacks de la relación de Dacon y Sarah) Days Gone para PC tiene un problema enorme por el que no recomiendo esta versión. El problema de esta versión es que el juego se cierra de golpe sin previo aviso. No suelo tomar en cuenta la versión del juego en mis reseñas pero en este caso creo que es importante tomarlo en cuenta y dejar claro que la mejor versión parece ser la de PlayStation 4. En mi caso el juego corre normalmente en 75-80 FPS sin ningún problema o una baja de frames notoria, a pesar de esto hay momentos en los que sin previo aviso el juego crashea y pierde buena parte de mi progreso.

Esta pérdida de progreso viene ligada a una característica que en un principio considero buena. Days Gone no deja salvar el juego en cualquier lugar, si bien hay algunos checkpoints sólo podremos salvar nuestro progreso en nuestra moto o en una cama. Esto hace que se sienta el miedo de alejarse de la civilización y muestra el verdadero peligro de este mundo. A pesar de que creo que esto es algo positivo, cuando el juego no funciona como debería se vuelve una gran desventaja y tener que jugar varias veces lo mismo para avanzar no es algo divertido (y más en un juego tan largo como este).

Si hablamos de gráficos Days Gone es un juego hermoso que en PC se ve increíble incluso con los gráficos relativamente bajos. Esto hace que sea muy fácil perderse en su mundo y aprender a navegar sin tener que utilizar el mapa ni seguir sus indicaciones. Todo esto ayuda a que nos veamos más involucrados con su historia, con sus personajes y con un mundo que se siente vivo. Esto además nos sirve en el combate puesto que muchas de las cosas que se pueden destruir o usar como trampas no se notan a menos que prestemos atención a su diseño.

Este gran diseño también aplica en sus cinemáticas. Days Gone es un juego que no usa videos pregrabados sino que los genera en el momento. Esto en ningún momento se sintió pesado ni sufrí excesivas pantallas de carga, a pesar de esto Dacon tenía en todo momento las armas que yo le había equipado, los parches que había ganado e incluso el diseño de la moto con los colores y los cambios estéticos que había elegido. Esto no sólo aumenta la inmersión sino que me parece una decisión acertadísima de parte del estudio y hace que un juego con tantas cinemáticas se sienta muy enlazado en cuanto a lo que vemos cuando jugamos y lo que vemos cuando miramos una cinemática.

En cuanto a su música Days Gone tiene una música minimalista pero que cuando le toca soñar logra dar una verdadera personalidad a las escenas. Un ejemplo de esto es Riding Nomad Again que suena en un punto de inflexión de la historia de Dacon y la música es una de las partes más importantes e impactantes de esa escena.

Este buen diseño de sonido no sólo se limita a su banda sonora sino que se extiende a todo el juego. Para empezar la actuación de voz de todos los personajes es impecable y juega un aspecto muy importante a la hora de darles personalidades. Este es un juego de casi 40 horas y luego de este tiempo terminaremos conociendo muy bien a nuestros personajes incluso por su voz. Además no todo la música, mientras Dacon viaja en su moto cada tanto sintoniza la Radio Free Oregon. Este es un programa de radio conducido por Mark Copeland (el líder del primer campamento con el que nos cruzamos) donde este personaje se dedica a presentar sus teorías conspirativas sobre cómo el gobierno generó la plaga. Este programa empezó siendo molesto en un principio pero rápidamente se volvió una de mis cosas preferidas en mis viajes en moto por este mundo. No solo le da una personalidad extraña esta historia sino que me resultó sumamente realista y con una genial crítica al tipo de personas que realiza estos programas conspirativos en la vida real.

Hablando de inmersión tengo una queja extremadamente pequeña sobre este juego. Days Gone es un juego cuyo punto fuerte es su historia y sus personajes. Si, además tiene un mundo abierto para explorar pero todo el juego gira en torno a su historia y la relación de sus personajes. Esto hace que la gente de Bend haya puesto un énfasis exagerado en sus historias al punto que cuando uno está explorando y decide ir a hacer una misión el juego tenga una situación que yo considero extraña. Days Gone funciona con un ciclo de día y noche donde en la noche los zombies viajan libres por los campos y se vuelve mucho más peligroso para Dacon. Esto hace que algunas misiones estén diseñadas para jugarse de día o de noche por lo que si llegamos al inicio de la misión en el momento equivocado veremos una toma aérea de como se pone (o sale) el sol para coincidir con las cinemáticas. Siento que el estudio podría haber diseñado una forma de ocultar esto a los ojos del jugador y hacer que el paso del mundo abierto a una misión se sienta un poco más natural y menos forzado.

Otro aspecto que considero menor, pero que como alguien que creció con la PlayStation original y el primer Syphon Filter me resultó sumamente emocionante fue la cantidad de referencias que hay a esta franquicia. En cierto momento del juego descubriremos un documento que habla del origen de la plaga, este documento incluso menciona a Gabe Logan, Lian Xing y a Teresa Lipan (personajes de Syphon Filter). Además podremos conseguir el taser que electrocuta a nuestros enemigos y los hace prender fuego (arma icónica de Syphon Filter). Por último varias misiones del juego nos presentarán situaciones donde un personaje tiene un rehén y para rescatarlo debemos dispararle en su cabeza, quienes habrán jugado al tercer Syphon Filter recordarán que esta era la forma en la que se derrotaba al boss final de este juego. Estas conexiones son easter eggs pero no hacen otra cosa que sugerir que estas dos sagas podrían estar relacionadas, en especial cuando Syphon Filter trata sobre agentes secretos que luchan contra bioterroristas.

Para cerrar esta reseña creo que Days Gone es un gran juego que lamentablemente pasó un poco desapercibido cuando se lanzó. Este es un juego que emocionará a los jugadores que quieran conocer una buena historia y para quienes quieran un juego de zombies cargado de acción y con un mundo enorme para explorar. Lamentablemente no puedo recomendar la versión para PC por las constantes caídas que terminaron dañando mi experiencia del juego. Seguramente si hubiera jugado la versión de PlayStation 4 (que parece más estable) el puntaje final sería otro, pero como estas reseñas las hago según mi experiencia no puedo ignorar algo que creo que lastimó gran parte de mi disfrute con esta entrega. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: