Reseña: Final Fantasy II

Título: Final Fantasy II.
Desarrollador: Squaresoft.
Fecha de lanzamiento: 17 de diciembre de 1988.
Género: RPG.
Plataformas: NES, WonderSwan Color, PlayStation, Game Boy Advance, i-mode, EZWeb, PlayStation Portable, IOS, Android y PC. (Jugado en Android)
Duración: 24 hs.
Sinopsis: “Esta historia épica comienza con cuatro jóvenes huérfanos a causa del conflicto entre el imperio palamecio y el ejército rebelde. En su aventura unirán fuerzas con el mago blanco Minu, el príncipe Néstor de Kasuán, la pirata Leila y muchos personajes más. Descubre los hermosos y a veces trágicos giros del destino que te esperan en tu aventura.
FFII introdujo un sistema único para el nivel de las habilidades que fortalece los distintos atributos de los personajes en función de su estilo de lucha en lugar de subir de nivel. Usa las palabras clave que obtienes en los diálogos para acceder a información nueva y avanzar en la historia.»

«Las segundas partes nunca fueron buenas» un mantra que se repite en diferentes ambientes pero que en lo personal no creo que aplique para los videojuegos. En un mundo con entregas como Kirby’s Adventure, Age of Empires II, DOOM II o Pokémon Oro y Plata es curioso que sigamos repitiendo estas palabras cuando en algunas sagas es su segunda entrega la que es considerada como la mejor de la franquicia. Sin embargo hay algunos juegos que no tienen este tipo de privilegios, Zelda II o Metroid II son los dos primeros que me vienen a la mente pero tampoco puedo ignorar que para muchos el juego que nos interesa hoy cae en la segunda categoría y en parte esto se debe a que fue un juego extremadamente experimental.

Final Fantasy II, odiado por muchos y amado por unos pocos es un juego que dividió las opiniones a su alrededor. Parte de estas divisiones parten desde el vamos, cuando Squaresoft lanzó Final Fantasy no tenían esperanzas de que este juego fuera a tener una secuela. Como su nombre lo dice, Final Fantasy buscaba ser la última fantasía de este equipo y una apuesta por luchar o morir como estudio. Esto hizo que cuando el juego funcionara y se convirtiera en un éxito el equipo no supiera cómo encarar una secuela.

Esta duda sobre cómo seguir hizo que Squaresoft mirase a sus competidores. Para ese momento Phantasy Star II aún no había salido por lo que las opciones más cercanas eran Dragon Quest II e Ys II. Tanto el juego de Enix como el de Falcom presentaban una secuela directa, una ambientada unos años después del primero juego y la otra en el preciso instante que terminaba la primera entrega. Squaresoft por su parte decidió hacer algo diferente, Final Fantasy II no sería una secuela del primero sino una nueva historia en un nuevo mundo y con protagonistas completamente diferentes.

Es interesante como Squaresoft decidió romper con las primeras convenciones de los RPG japoneses en su segundo juego. Esta vez tendríamos una historia nueva, los protagonistas dejarían de ser guerreros de la luz sin nombre y tendrían historias y personalidades propias, además el sistema de combate cambiaría para hacer que el sistema de progreso sea completamente diferente (al punto de no necesitar niveles). Esto le dió a Final Fantasy una de sus características propias como saga, cada historia es una nueva aventura y una nueva fantasía que no tiene por que tener relación con la anterior. Si bien esto es un riesgo muy grande, permite que los jugadores puedan saltar a la saga en cualquier punto sin necesidad de conocer las entregas anteriores. Además, cada uno podrá tener su Final Fantasy preferido puesto que cada uno será muy diferente al anterior y estará permanentemente evolucionando y cambiando.

La historia de Final Fantasy II comienza hablándonos del malvado imperio de Palamecia intentará conquistar el mundo con un ejército de monstruos, a su cabeza tendremos a un malvado emperador que estará dispuesto a todo para obtener el poder absoluto. En este caso nuestros protagonistas (Firion, Maria, Guy y León) serán cuatro huerfanos de este conflicto que serán atacados por los caballeros negros del imperio y dados por muertos. Sin embargo Firion, Maria y Guy sobrevivirán y León será dado por perdido. Tras sobrevivir los tres protagonistas conocerán a la princesa Hilda, quien está organizando una resistencia para luchar contra el imperio. Así comienza su viaje por el mundo para hacer frente al malvado emperador y volver a traer la luz a estas tierras y descubrir qué pasó con León.

Final Fantasy II es un juego con una carga mucho más importante en la historia y es muy interesante como desde el principio ya tenemos un verdadero enfoque sobre lo que tratará su trama, y varios personajes importantes con los que deberemos interactuar. Además, durante las primeras horas de juego iremos conociendo diferentes poblados y diferentes personajes que intentarán luchar contra el Imperio de diferentes formas. Empezaremos a visitar bares donde se reúne la resistencia, a conocer a ingenieros que desarrollan poderosos barcos voladores y que son buscados por el Imperio y empezaremos también a descubrir los poderosos secretos de una tierra donde existe una poderosa y muy antigua magia.

Final Fantasy II no sólo le da un peso más grande a la historia sino que también es muy inteligente a la hora de contarnos esa historia. León no desaparece sólo para que nuestros personajes tengan una motivación de ir a buscarlo, sino que lo hace para dejar un puesto vacante en nuestra party, un puesto que se irán llenando por diferentes personajes como el mago Minwu, el ex soldado Josef, la pirata Leila o el draconarius Arturo. Cada uno de estos personajes es memorable y nos dará más razones para entender el mundo que nos rodea y conocer las razones por las que cada uno de ellos lucha contra el Imperio, lo que hace que sea mucho más fácil sumergirse en este universo.

De la mano con estos personajes y con su historia, tenemos un juego que nos ofrece una cantidad de personajes y situaciones que se volverán icónicas de la franquicia. Aquí tendremos el debut de los chocobo, conoceremos a personajes recurrentes como el ingeniero Cid, aparecerá por primera vez la magia Artema (y tendrá un rol importante en la historia). Estos aspectos hacen que Final Fantasy II se empiece a sentir como un Final Fantasy y no como un juego de fantasía genérico inspirado por Dungeons and Dragons. Si, los juegos siguientes seguirán agregando novedades como las invocaciones o los moguri, pero este sería el primer juego en empezar a darle esa identidad a la franquicia que le faltaba a la primera entrega.

En cuanto a mecánicas Final Fantasy II agrega dos tipos de mecánicas que traen novedades al gameplay. Por un lado esta vez tendremos la opción de aprender palabras clave y de preguntar a ciertos personajes sobre estas palabras clave (o mostrarles algunos objetos). Esto es muy rudimentario y la mayoría de los personajes no tiene gran cosa para decirnos sobre la mayoría de las palabras y objetos. Pero si reconozco que es un agregado de lo más interesante y adelantado a su época, algo que me hace pensar en los RPG de BioWare y sus opciones de conversación lo que es impresionante ver algo de este estilo en un juego de 1988.

Por otro lado tendremos un nuevo sistema de combate. Un sistema que en el papel tiene sentido, nuestros personajes tendrán clases fijas y no tendremos la opción de personalizarlos como si podíamos hacer con los guerreros de la luz del primer juego. Además, cada personaje irá subiendo sus habilidades según las acciones que haga en combate. Si un personaje ataca mucho con un arco subirá su poder para atacar con el arco, si utiliza mucho el hechizo cura subirá su poder con esta mágica y si recibe mucho daño tendrá más vida. Este sistema es intuitivo y fácil de entender pero en la práctica presenta problemas puesto que si un personaje no recibe daño tendrá demasiado poca vida y podrá ser derrotado fácilmente por los hechizos en área de un enemigo. Además no siempre recibir daño o hacer una acción significa una mejora del stat que queremos, por lo que muchas veces terminaremos farmeando por la posibilidad de mejorar un stat lo que a muchos jugadores no les resulta divertido.

A pesar de que el sistema de combate de Final Fantasy II fue odiado por los jugadores (y es una de las principales razones por las que este juego es tan criticado) si volvería a ser utilizado en spinoffs. El sistema de magia de Secret of Mana está claramente inspirado en éste, donde nuestros hechizos se volverán más fuertes mientras más los usemos y el sistema de combate de la saga SaGa será una versión mucho más pulida de las ideas que nacieron con este juego.

Este uso de sistemas, y una magia como Artema (que está bugeada en la versión de NES) hacen que Final Fantasy II sea un juego relativamente difícil. Las últimas mazmorras del juego están repletas de enemigos que pueden asesinarnos de un sólo golpe, el boss final es particularmente difícil si no tenemos ciertas armas y hay objetos como la espada de sangre que pueden llegar a romper el juego pero que sólo tenemos una ventana muy angosta para conseguirlos. Esto hace que pueda volverse un juego muy frustrante si no se está utilizando una guía o si decidimos progresar demasiado con la historia sin explorar un poco antes.

En cuanto a los apartados gráficos, Final Fantasy II es un juego sumamente continuista con el primero y no aporta grandes cambios en el apartado gráfico. Sin embargo es importante reconocer que esta vez podremos ver diferentes acciones en el mapa como un combate entre la nave de Cid y la nave de Imperio, o cosas que impactarán el mundo y a nuestros personajes como la destrucción de varias ciudades (que al volver a visitarlas las veremos en ruinas). Estos cambios pueden parecer poca cosa en 2022 pero en 1988 marcaban una conexión entre la historia y el mundo del juego como no se había visto antes y hace que sea un juego de lo más interesante por explorar y disfrutar.

Si hablamos de la música sólo necesito decir que este juego vuelve a tener a Nobuo Uematsu como compositor para que se hagan una idea del nivel de calidad de las composiciones. Sin embargo creo que es importante resaltar que hay varios temas importantes en esta entrega, para empezar este es el debut de la canción de los chocobo (que volverá a sonar en cada juego donde aparezcan estas criaturas) pero también tendremos temas específicos como The Rebel Army, The Imperial Army, que suena como una Marcha Imperial (de Star Wars) versión Final Fantasy o temas más épicos como The Tower of the Magi y Ancient Castle. Estas composiciones se combinan con temas del primer juego y hacen que también estemos frente a una gran experiencia auditiva.

Final Fantasy II es un juego extremadamente experimental que fundó las bases sobre la que se construiría la franquicia de Final Fantasy, una franquicia que siempre estará evolucionando y probando cosas nuevas. Lamentablemente eso hace que algunos de sus experimentos no salgan tan bien como otros y muchos fanáticos terminan odiando sus puntos débiles. A pesar de esto creo que es un juego que logra dar un gran paso en cuanto a su narración y en hacer que por primera vez tengamos grandes personajes con los que encontrarnos en esta historia. La versión Pixel Remaster ayuda mucho a hacer más tolerables los puntos más flojos de esta entrega por lo que creo que es una de las mejores formas de disfrutar del juego. Si bien no es perfecto, es un buen RPG que les dará muchas más horas de diversión que de frustración.

2 comentarios sobre “Reseña: Final Fantasy II

Agrega el tuyo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: