Reseña: Parasite Eve

Título: Parasite Eve.
Desarrollador: Squaresoft.
Fecha de lanzamiento: 29 de marzo de 1998.
Género: RPG y survival horror.
Plataformas: PlayStation. (Jugado en PlayStation)
Duración: 10 hs.
Sinopsis: “Una noche en la ópera despierta los poderes ocultos de una mujer y hace que todos los que están en el teatro se incineren espontáneamente. Tu asumes el rol de la segunda mujer de la Policía de Nueva York, Aya Bea que descubre que el destino de la humanidad estará determinado por sus acciones.»

Hace muchos años descubrí la versión de PlayStation de Resident Evil 2, un juego que nunca pude pasarme en su versión original pero que sí lo hice con su remake. En esa época la idea de un juego de terror con zombies era algo novedoso por lo que cuando encontré un juego similar no dudé en comprarlo. Ese juego era Parasite Eve 2 y mis infantiles e inexpertas manos se quedaron truncadas al poco tiempo de empezarlo. Hoy, muchos años después decidí darle una nueva oportunidad a Parasite Eve, esta vez empezando desde su primera entrega, y puedo reconocer que me perdí de un gran juego en su momento.

Parasite Eve es un caso extraño en el mundo de los videojuegos. Para empezar es una mezcla entre dos géneros que incluso al día de hoy no suelen mezclarse mucho, además esta es una secuela de la novela del mismo nombre escrita por Hideaki Sena. Lo más extraño de todo esto es que el juego está ambientado en la ciudad de Nueva York solamente porque el equipo la había considerado como la localización de Final Fantasy VII. Por último este fue un trabajo en conjunto entre Squaresoft Japón y Squaresoft Norteamérica por lo que mezclando todo esto terminaron teniendo un juego bastante único.

Nuestra historia comienza con una cita en el teatro que sale mal. Nuestra protagonista, Aya Brea, acepta a regañadientes ir a la ópera con un hombre que no parece ser muy brillante y no congenia para nada con ella. Lamentablemente, la aburrida velada se ve interrumpida cuando la soprano empieza a prender fuego a todos los espectadores, menos a Aya que por alguna razón parece ser inmune. Este hecho despierta un poder oculto en las células de nuestra protagonista que le permitirá realizar hechizos y resistir los ataques de la villana de este juego.

Esta revelación es seguida de una persecución donde Aya empieza a perseguir a la soprano por los pasillos de backstage del teatro y luego la sigue por las ya famosas cloacas de Nueva York. Aquí empezamos a entender un poco más de qué va todo esto. La soprano no es otra que la villana del juego, Mitochondria. En este universo las mitocondrias de las células evolucionan hasta convertirse en organismos independientes que pueden controlar la evolución de los seres vivos a partir de sus células. La líder de estas mitocondrias será la monstruosa villana y empezará a crear todo tipo de monstruos para eliminar a los humanos. Por alguna razón que no queda clara al principio del juego, las mitocondrias de la células de Aya se rebelan frente a su líder y le permiten no sólo utilizar poderes sino que ser inmune a los ataques de Mitochondria.

Un aspecto interesante de esta entrega es que es una obra extremadamente cinematográfica. Luego del hecho del teatro Aya volverá a la comisaría donde se encontrará con sus jefes y su fiel compañero Daniel Dollis, un policía que tuvo problemas con su ex mujer y pero que es un padre con un corazón de oro y un fiel compañero para Aya. Aquí ella y Daniel empezarán a recorrer la ciudad de Nueva York buscando el rastro de Mitochondria e intentando detener sus malvados planes antes de que pueda destruir a la humanidad. En cierta forma esto hace que jugar a Parasite Eve recuerda mucho a las películas policiales donde dos compañeros intentan detener al villano, salvo que en este caso el juego gira más hacia el horror que hacia el lado policial.

Como dije al principio de la reseña, Parasite Eve es una secuela del libro del mismo nombre. Esto hace que tengamos varias referencias a la historia de la novela para ponernos algo de contexto, pero a pesar de esto Parasite Eve puede ser jugado sin ningún problema sin haber leído el libro. Estas referencias normalmente vendrán de la mano de Kunihiko Maeda, un científico japonés que presenció los hechos del libro y que compartirá el rol de protagonista con Aya y Daniel.

Un aspecto interesante de Parasite Eve es que a pesar de ser un RPG es un juego mucho más lineal que las entregas que suele crear Square. En este caso tendremos poco margen de exploración, salvo un mapa por el que podremos movernos por las diferentes locaciones de Nueva York. Además el juego funciona con un sistema de capítulos donde prácticamente estaremos limitados a completar una misión en un lugar específico (que funciona en cierta forma como una dungeon).

Donde Parasite Eve muestra su originalidad es en su sistema de combate. Las peleas de este juego nos limitarán a pelear con ciertos enemigos que no veremos en el mapa. Además este es un juego de acción por lo que podremos movernos libremente por el área del combate y esquivar los ataques que nos tiren nuestros enemigos. Luego de un tiempo se terminará de cargar una barra que nos permitirá hacer nuestra acción y atacar, utilizar hechizos u objetos. Esto da un sistema de combate sumamente creativo que mezcla lo mejor del combate de acción y los combates por turnos.

Lamentablemente Parasite Eve tiene un gran problema con su sistema de combate y es que el juego no tiene de por sí combates aleatorios. Parasite Eve es una mezcla entre dos géneros muy diferentes y muchas veces no toma la decisión correcta sobre qué tomar de cada género. Aquí tendremos que enfrentarnos a enemigos específicos al pisar ciertos puntos del mapa. Esto combinado con el detalle de que para atacar con nuestras armas necesitamos municiones hace que el juego sea muy complicado porque no podremos esquivar los combates y nuestras municiones son limitadas. En un survival horror podríamos esquivar al enemigo si andamos cortos de municiones y en un RPG simplemente podríamos escaparnos del combate. Si bien es verdad que Parasite Eve tiene un comando para escapar del combate, al usarlo Aya volverá para atrás por lo que no logramos esquivar al enemigo sino que tendremos que enfrentarlo sin las balas que hayamos usado antes. Esto hace que el juego sea mucho más complicado de lo que debería sólamente por la economía de las balas.

Esta dificultad no es la única de los primeros niveles donde tenemos que andar economizando cada disparo para no vernos trancados. Sino que mientras más avanzamos el juego nos presentará varios combates extremadamente largos por lo que cada bala cuenta. Para colmo de males uno de estos combates (el de la araña) no sólo nos desgasta sino que si no nos movemos rápido podremos morir luego de derrotar al boss. Lo peor de todo es que luego de todo esto tendremos otro combate en una plataforma diminuta, todo esto antes de poder salvar nuestro progreso. Parasite Eve es antes que nada un juego de terror y muchas veces ese terror le juega en contra con momentos donde si bajamos la guardia el juego nos castigará teniendo que hacer un boss de nuevo.

Gráficamente Parasite Eve es un juego excelente para su época que incluso al día de hoy se ve bastante bien. Uno de los detalles más impresionantes de esta entrega es la forma en la que el equipo de Square logró retratar la ciudad de Nueva York de una forma realista y mostrando todos los lugares icónicos de una forma que puede ser rápidamente reconocible. Aquí es donde brilla el trabajo de la división norteamericana de Square porque los videos se nota que están creados por gente que conoce la ciudad de Nueva York y que le dió mucho amor a la hora de trasladar las locaciones reales al juego. Si, por un tema de gameplay las mazmorras (como el Museo de Historia Natural) no es una copia exacta del museo real, pero si logra tener suficientes lugares icónicos para que sea reconocible.

En cuanto a la música Parasite Eve cuenta con la excelente compositora Yoko Shimomura que en este caso logra mezclar música clásica, ópera y música electrónica haciendo que musicalmente Parasite Eve se sienta como algo completamente diferente a otros RPG de la época. Tan buena es la selección musical que este fue el juego que convirtió a Shimomura en la estrella que es hoy en día, por lo que creo que es importante resaltar la excelente composición musical que realmente te pone en ambiente de un juego de terror pero también un juego cargado de acción.

A modo de cierre Parasite Eve es uno de los clásicos más recordados de la PlayStation y que logra mezclar dos de los géneros más exitosos en dicha consola. Creo que este hecho hace que esta aventura de dos discos sea una aventura memorable y que haya llegado a gente que normalmente no tocaría un RPG o un Survival Horror. Si aún no lo hicieron y les gusta alguno de estos dos géneros denle una oportunidad a Aya Brea, les aseguro que esta aventura por Nueva York les quedará grabada en el corazón.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: