Proyecto Disney: Tierra de osos

Título: Tierra de osos.
Dirección: Aaron Blaise y Robert Walker
Duración: 1h y 25 min.
Elenco: Joaquin Phoenix, Jeremy Suarez, Rick Moranis, Dave Thomas, Jason Raize y D.B. Sweeney.
Genero: Aventuras.
Estreno: 1 de noviembre de 2003.
Sinopsis: «En los bosques del noroeste americano vive un niño indio llamado Kenai, cuya vida sufre un giro inesperado cuando los Grandes Espíritus lo transforman en un oso, el animal que más odia. Kenai se hace amigo de un osezno llamado Koda y se propone recuperar su forma humana. Mientras, su hermano (que no sabe que Kenai es ahora un oso) lo persigue para cumplir una misión de venganza en la que está en juego el honor familiar.»

Un nuevo mes en el blog y eso siempre significa que toca hablar de una nueva película de Disney. En este caso voy a estar hablando de una película extraña por los riesgos que toma pero que claramente no terminaron dando el resultado que el estudio esperaba, porque lamentablemente Tierra de osos es una de las películas más infravaloradas del estudio.

Para entender la historia de esta película es importante mirar su producción y entender la situación de Disney a principios de los 90. Durante estos años El rey león fue la gran película del estudio y una obra que marcó un antes y un después dentro del mundo del cine de animación. Para aprovechar esta situación Michael Eisner (CEO de Disney en ese entonces) le pidió al estudio que crearan una nueva película protagonizada por animales. Para seguir el razonamiento de El rey león, el equipo decidió pasar del rey de la sabana (el león) al rey del bosque (el oso) por lo que terminaron decidiendo por hacer una película sobre osos pero sin ninguna otra idea en mente.

Durante los años siguientes el estudio iría madurando la idea y dándole un poco más de profundidad a esa idea inicial. El primer cambio sería adaptar libremente la historia del rey Lear de Shakespeare con un oso y sus tres hijas. Luego se buscó hacer una historia de un padre y un hijo donde el padre se convierte en oso. Más adelante se terminó por decidirse en la forma que tiene la película actualmente, donde si bien se mantiene la idea de la transformación en oso la misma se cambia a una historia entre hermanos y no sobre padres e hijos.

Por último es importante resaltar que esta fue la tercera y última película producida en el estudio de Florida que se encontraba dentro del parque Disney MGM Studios (actualmente Disney Hollywood Studios). Esto es un detalle importante porque normalmente las películas hechas en este estudio son muy bien recordadas (siendo Mulan y Lilo & Stitch las otras dos) por lo que Tierra de osos venía a formar el cierre de una trilogía de grandes películas.

La historia de esta película comienza en algún tiempo después de la última edad de hielo. Aquí conocemos a una tribu de personas que cree que todas las personas fueron creadas por antiguos espíritus animales. Además estos espíritus tienen la capacidad de elegir a las personas por sus cualidades y es sólo al ser elegidos por uno de estos espíritus que pueden ganarse un lugar en la tribu.

Aquí conocemos a tres hermanos. Sitka, el mayor, Denahi, el del medio y Kenai, el menor. De estos hermanos Kenai es el único que aún no tiene su tótem animal y claramente es el más inmaduro de los tres. El día de la ceremonia los tres hermanos se encuentran pescando pero al volver dejan en manos de Kenai la tarea de atar el pescado en una cesta para evitar que los animales salvajes se lo coman. Emocionado porque este día obtendría su tótem animal, Kenai descuida esta tarea y deja el pescado y su cesta mal atada mientras él se va a la ceremonia. Kenai, como todo joven que se tiene alta estima espera que le sea asignado un tótem poderoso pero en realidad se le asigna el oso un animal que simboliza el amor. Esto último deja muy desilusionado a nuestro protagonista que a la misma vez deberá aguantar las burlas de sus hermanos por ser el «AmOroso».

Lamentablemente para Kenai su espíritu animal decide hacerle una visita y como karma instantáneo verá como una osa está robando la comida que él debería haber asegurado. Decidido en vengarse del animal emprende una búsqueda para recuperar la cesta y matar a la osa, algo que logra hacer. Lamentablemente cuando lucha con la osa sus hermanos lo van a buscar y Sitka muere protegiendo a sus hermanos menores. Loco de venganza Kenai emprende otro viaje para matar a la osa, esta vez sin ser perseguido tan de cerca por sus hermanos.

En este segundo viaje Kenai lo logra y da caza a la osa. Es en este momento que los espíritus ancestrales (que viven en las luces boreales) intervienen y convierten a Kenai en un oso. Es en esta transformación que Disney hace algo muy interesante y es ampliar la relación de imagen de la película. Hasta este momento veíamos un cuadrado pequeño pero cuando Kenai se convierte en oso volvemos a tener una imagen completa de todo lo que está pasando. Creo que este recurso es una excelente forma de mostrarnos el cambio de perspectiva de nuestro protagonista pero que en video o streaming no se ve tan bien. Disney puede engañarnos con las cortinas cerradas en un cine pero cuando lo vemos en una televisión los primeros 20 minutos de la película se sienten raros y se arruina el efecto.

Convertido en oso Kenai aprende que debe emprender un viaje hacia la montaña más alta, donde viven los espíritus y pedirles que lo devuelvan a su forma humana. Es en este camino que empieza a conocer a los otros animales del bosque, animales que hasta ahora se veían de forma amenazadora pero que ahora son más los típicos animales Disney. Entre estos animales los más importantes son los alces, Rutt y Tuke, que cumpliran el ya clásico rol del alivio cómico. Por el otro lado aparecerá Koda, un pequeño osito que fue separado de su madre y que está yendo a la reunión de osos de la «carrera del salmón». Aquí los osos se juntan a cazar salmones y creen que su madre podría estar allí. Para Kenai esto es una buena noticia porque es justo en este lugar que se encuentra la montaña de los espíritus por lo que podrá viajar con Koda y cumplir su objetivo.

De este punto en adelante Tierra de osos se convierte en la clásica película de Disney donde vemos como Kenai y Koda empiezan a viajar por el bosque para llegar a este lugar. Además tendremos a Denahi como un villano. El hermano del medio cree que la osa mató también a Kenai (y que el oso que en realidad es Kenai es la osa). Esto hace que Denahi emprenda una persecución contra nuestros protagonistas para vengar a sus dos hermanos muertos. Creo que este detalle hace que esta sea una película única porque no tenemos un verdadero villano Disney sino un personaje que dependiendo de la perspectiva puede ser un villano o un héroe.

Tierra de osos es una película sobre la naturaleza, sobre el respeto a los animales y sobre el amor (ya sea para con otros o dentro de la familia). Esto hace que sea muy fácil conectar con la historia e identificarse con Kenai pero que a la misma vez su historia sea suficientemente genérica como para convertirse en un clásico de Disney. Además el cambio de perspectiva en la imagen me parece una estrategia muy arriesgada que sólo funciona en un cine, lo que hace que cuando se vea la película en una televisión no funcione igual de bien.

Desde un punto de vista musical Phil Collins fue el encargado de componer las canciones y la banda sonora. Lo interesante de esto es que no sería Collins quien cante todas las canciones. Esto hace que tengamos la voz de Tina Turner cantando la canción de apertura y los Blind Boys of Alabama y el coro de mujeres de Bulgaria cantando la canción Transformación. Si bien la banda sonora es buena y las canciones funcionan creo que el hecho de que Collins haya compuesto las canciones y luego las cante otra persona hace que no esté a la altura de la banda sonora de Tarzán (también compuesta por Collins). Creo que Tierra de osos es una película con buena música pero hay que reconocer que sus canciones no son consideradas grandes clásicos de Disney.

En cuanto a la animación Disney realizó casi todo el trabajo de esta película con animación tradicional. Existen algunas escenas que utilizan algo de animación por computadora pero es muy difícil darse cuenta por lo bien conectado que está con la animación tradicional. Además es muy interesante como el equipo logró cambiar los diseños de los animales desde un enfoque más realista (cuando Kenai es un hombre) a un enfoque más animado cuando él es un oso. Todo esto no sólo hace que sea una película linda de ver sino que también apoya el concepto de la transformación y del cambio de perspectivas.

A modo de cierre Tierra de osos es una gran película sobre la amistad y el amor pero que lamentablemente se vuelve un poco genérica y sufre de algunos riesgos innecesarios (como el cambio de tamaño de la imagen). Esto hace que para mí no sea una de las películas obligadas del estudio pero tampoco la convierte en uno de los grandes clásicos Disney. Si les gusta el estudio les va a gustar pero lamentablemente no la van a ver en ningúna lista de lo mejor del cine animado.

El mes que viene seguiremos en norteamérica porque nos tocará hablar de las tres vacas más rápidas del oeste, cuando reseñan Las vacas vaqueras. Si les gusta el Proyecto Disney pueden leer el resto de mis posts en este link.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: