Reseña: Territorio Lovecraft

Título: Territorio Lovecraft.
Autor: Matt Ruff.
Genero: Terror.
Saga: –.
Páginas: 448.
Fecha de publicación: 16 de febrero de 2016.
Sinopsis: “Chicago, 1954. Siguiendo la pista de su padre desaparecido de forma misteriosa, el joven de 22 años Atticus Turner se embarca en un road trip hasta la mágica y peligrosa Nueva Inglaterra, acompañado por su tío George y por Letitia, una amiga de la infancia. En su viaje a la mansión de Mr. Braithwhite se enfrentan tanto a los terrores mundanos de la América blanca de la época, como a los espíritus malignos salidos de las lecturas de H.P. Lovecraft y novelas pulp que Atticus devora.
En la mansión, Atticus descubre a su padre encerrado, prisionero de una sociedad llamada la Orden del Alba Antigua, dirigida por Samuel Braithwhite y su hijo Caleb, que se han reunido para orquestar un ritual cuyo centro es el propio Atticus. Y la única posibilidad de salvarse a sí mismo y a sus acompañantes pasa por su propia destrucción.»

«Pero las historias son como las personas, Atticus. Que te encanten no significa que sean perfectas. Uno intenta amar sus virtudes y pasar por alto sus defectos. Pero los defectos siguen estando ahí.»

Territorio Lovecraft es una novela escrita por Matt Ruff que nos lleva a los años 50 y nos cuenta una extraña historia que mezcla por un lado una fuerte crítica al racismo preponderante en Estados Unidos y por el otro resulta ser una carta de amor al trabajo de autores pulp, entre ellos H. P. Lovecraft.

Es un poco difícil hablar de este libro y de su historia porque el mismo no está organizado como lo sería una novela común y corriente. Este libro es definitivamente una novela pero sus capítulos funcionan como pequeñas historias en las que se repiten los personajes y que entre todas forman una gran narrativa general. Es por esto que cuando hable de la historia de este libro pondrá particular énfasis en la primera historia con tal de no arruinar muchas de las sorpresas que Ruff dejó para nosotros.

Este libro comienza presentándonos a Atticus Turner, un joven de 22 años al que le llega una carta de su padre pidiéndole que vaya a la ciudad de Ardham (ciudad que Atticus confunde con el Arkham creado por el mismo Lovecraft). Este pedido de su padre es extraño porque por un lado la relación entre Atticus y él es mala, pero además de esto su padre le escribe desde la casa de un tal Mr. Braithwaite. Este hombre es sin duda un hombre blanco y hace que Atticus desconfíe un poco desde un principio y le pida ayuda a dos conocidos.

Estos dos conocidos son su tío George Freeman y Letitia Lewis (una amiga de su infancia y la única mujer del club de lectores de ciencia ficción donde estaba Atticus cuando era joven). Estos tres personajes empiezan su viaje buscando Ardham e intentando llegar a donde los espera el padre de Atticus, lamentablemente el camino no será tán fácil para estas tres personas. Es aquí donde Territorio Lovecraft muestra una de sus mejores cualidades, la crítica social.

«La creencia que tenía la gente blanca en que los negros poseían dones mágicos le parecía la forma más absurda de superstición. La hechicería se mencionaba en la Biblia, lo cual significaba que existía, pero para su madre era evidente que, igual que todas las demás formas de poder, se debía de concentrar en las manos de los poderosos.»

A lo largo de su viaje por la ruta Atticus, George y Letitia se cruzaron con varias poblaciones blancas en las que ninguno de los tres será bienvenido. Esto es algo que nuestros protagonistas esperaban desde un principio. Además sabemos que George trabaja y edita la «Safe Negro Travel Guide» un libro basado en el real «The Negro Motorist Green Book» donde no solo se marca cuales son los hoteles, restaurantes o paradas que aceptan personas negras sino también cuales son las ciudades donde los negros pueden ser linchados si están allí una vez caiga el sol. Estos pueblos también son reales y son conocidos como Sundown Towns, lo más triste de todo esto es que esta frase está en presente porque incluso al día de hoy estos lugares siguen existiendo (son muy pocos pero existen).

Es esta combinación de un roadtrip con guiños a Lovecraft mezclados con una dura crítica social que hace que Territorio Lovecraft sea una excelente lectura. Por un lado podrá satisfacer nuestra necesidad de fantasía oscura y de terror hablando de seres innombrables y terrores insoportables. Pero también se toma su tiempo de narrarnos sobre los verdaderos monstruos que viven entre nosotros y como para una gran parte de la población de Estados Unidos (y de muchos de nuestros países) los verdaderos monstruos son personas que viven en su mismo barrio. Este tipo de información es extremadamente detallada pero se encuentra entrelazada con la narración de una forma que se sienta natural y si bien conocía algunos de los detalles no sabía de cosas como la Masacre de Tulsa (un hecho donde los pobladores blancos de Tulsa atacaron con antorchas a las comunidades negras de su misma ciudad destruyendo 35 manzanas de la ciudad).

Lo más triste de la crítica social de Territorio Lovecraft es que no me sorprende para nada. En un mundo donde cada pocos años escuchamos sobre policías asesinando civiles negros que se encuentran desarmados, la narración sobre los abusos de poder que pasan en este libro y la violencia con la que tienen que convivir no resulta para nada sorprendente. Fue sumamente interesante leer esto después de El odio que das o Rosa en el asfalto de Angie Thomas. Es impresionante ver como estos dos tipos de libros están ambientados con casi medio siglo de diferencia y a pesar de esto el avance fue inexistente.

Si volvemos a la narración en sí todos los guiños necesarios para hacer que esto sea una lectura lovecraftiana están allí. Los cultistas, los libros de magia, el Necronomicón, las criaturas terribles, los mundos lejanos a la tierra y otras series de personajes maléficos como vampiros y obras de otros autores de ciencia ficción como Edgar Rice Burroughs o Robert E. Howard. Esta selección de autores no es casualidad y en parte conecta con el tema del racismo (tema que inunda cada página de este libro) sino que también le da más personalidad a los personajes. Hoy en día muchos de los lectores blancos de fantasía y ciencia ficción estamos reconociendo hechos racistas en los libros que amamos y empezamos a discutir sobre si debemos separar el autor de su obra. A pesar de esto los lectores negros de los años 50 ya discutían estos temas y a pesar de esto estos libros les ofrecían esperanzas y los motivaban. La fantasía y la ciencia ficción son géneros que siempre atrajeron a quienes no se sienten cómodos con el mundo en el que viven y las poblaciones racialmente discriminadas son un gran ejemplo de esto. Esto es particularmente real para el personaje de Atticus y hace que como fanático de estos libros haya conectado muy bien con él.

«Luego, el tiempo pareció detenerse y Letitia volvió a oír la voz de su padre, recordándole las reglas de aquel juego en concreto: a quién se podía disparar por la espalda impunemente y a quién no, y lo que estaba en juego si uno confundía ambas categorías.»

Una de las principales críticas que vi de este libro es sobre su formato. Como ya había dicho Territorio Lovecraft se lee como una colección de historias cortas pero en realidad es una novela. Esto hace que muchos lectores se confundan y no disfruten del todo esta experiencia. A pesar de esto creo que esta elección es excelente por parte de Matt Ruff porque rinde homenaje a los autores de obras pulp de la época que escribían de esta forma. Además le permite tener una movilidad mucho más grande a la hora de desarrollar a sus personajes porque algunos cuentos son protagonizados por otros personajes que eventualmente se conectan con la historia principal.

Hippolyta trastorna el universo es un gran ejemplo de un excelente cuento de este estilo. Aquí no sólo se nos narra la interesante historia de cómo el planeta Plutón consiguió su nombre, sino que también se nos habla de los problemas de las mujeres (y en especial las mujeres negras) para entrar a trabajar en el campo científico, pero además de todo le da una fuerza importante a Hippolyta como personaje. En este libro ella es la esposa del tío George y la madre de Horace, para Ruff podría ser muy fácil definirla en base de su relación con estos dos personajes pero decide darle un trasfondo que hace que se vuelva rápidamente uno de los mejores personajes.

Para terminar creo que es importante resaltar que el estilo de Matt Ruff es diferente del de los autores que referencia. Esta es una novela moderna con un autor que no se complica con palabras complicadas pero que sí sabe generar un ambiente tenso cuando tiene que hacerlo y mostrarnos todas las facetas de sus personajes. Esto hace que leerlo sea un verdadero placer y un buen punto de inicio para quien esté interesado en leer algunos autores pulp pero que no se anime a saltar directamente a los autores de los años 20 o 30.

Territorio Lovecraft es un gran libro que rinde culto a los grandes autores de terror de los años 20 y en especial a H. P. Lovecraft pero que no se queda ahí y decide profundizar para realizar una seria y completa crítica social sobre la situación racial de Estados Unidos. Si les gusta la ciencia ficción, la fantasía o alguno de los autores que menciona a lo largo de esta reseña les recomiendo darle una oportunidad a este libro, les aseguro que no los va a defraudar.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: