Proyecto Disney: Mulan

Título: Mulan.
Dirección: Barry CookTony Bancroft.
Duración: 1h y 27 min.
Elenco: Ming-Na Wen, Eddie Murphy, BD Wong, Miguel Ferrer, June Foray, James Hong, Pat Morita y George Takei.
Genero: Aventuras.
Estreno: 19 de junio de 1998.
Sinopsis: “Mulan, una joven china hija única de la familia Fa, en lugar de buscar novio, como sus amigas, trata por todos los medios de alistarse en el ejército imperial para evitar que su anciano padre sea llamado a filas para defender al Emperador del acoso de los Mongoles. Cuando el emisario imperial lleva a cabo la orden de reclutar a los varones de todas las familias, Mulan se hará pasar por soldado y se someterá a un duro entrenamiento hasta hacerse merecedora de la estima y de la confianza del resto de su escuadrón.

Luego de un tiempo de descanso con el Proyecto Disney y luego de un post sobre una de mis películas preferidas llegó la hora de hablar de Mulan. Mulan es un punto interesante de la historia de los estudios Disney porque es la primera película de Disney Animation Studios no realizada en el estudio en California. Hasta este momento cada vez que un estudio auxiliar realizaba algo de animación era sólo esto, un poco de animación extra para ayudar a los estudios principales en Anaheim. Mulán sería la primera de tres películas realizadas por este estudio que sorprendentemente estaba ubicado dentro de uno de los parques de Disney.

Antes de empezar a hablar de la película en sí es interesante entender el origen de Mulán. En 1988 el presidente de The Walt Disney Company, Michael Eisner, insistió en crear un parque dedicado a la magia del cine. Fue así que nació Disney ‘s MGM Studios, dentro de las atracciones de este parque existen varios estudios reales dedicados a la creación de series de televisión y cortos animados. La idea era mostrar a los visitantes cómo se hacían las películas y que ellos puedan recorrer un estudio real. Fue con esta cabeza que nació Walt Disney Feature Animation Florida, un pequeño estudio con 50 empleados que se encargaría de realizar cortos animados.

Con el paso de los años se decidió que el estudio podría ayudar al equipo de california con algunas tomas de animación para sus películas. Por esto el equipo de Florida se encargó de apoyar con escenas animadas para La Sirenita, Bernardo y Bianca en Cangurolandia, Aladdin, La Bella y la Bestia, Pocahontas, El Jorobado de Notre Dame y El Rey León. De estos trabajos resalta que fue el estudio encargado de animar al personaje de Bella y de los números musicales de Be Our Guest (La Bella y la Bestia) y I Just Can’t Wait to Be King (El Rey León).

Fue este curriculum el que hizo que el estudio de animación se ganara su derecho a crear su propia película sin la interferencia y sin la dirección de sus colegas de California. Más o menos en este momento los equipos cinematográficos de Disney empezaron a desarrollar un amor por la cultura asiática y pensaron crear varias películas sobre este tema, entre las que resalta China Doll (un proyecto sobre una niña que vivía oprimida en China y es rescatada por un caballero britanico para vivir en occidente). Esto cambió cuando conocieron la leyenda de Fa Mulan y decidieron adaptarla a una película.

Una de las partes más difíciles de tocar en una reseña de este tipo es su historia. Al igual que varios de los clásicos animados de Disney la historia de Mulan es muy simple y es difícil contarla sin entrar en spoilers. Este no sólo es un problema que tengo yo a la hora de sentarme a reseñar la película si no que también lo tuvieron los directores cuando decidieron que contar y que no contar. El primer problema de esto era ambientar el momento de la película porque a pesar de que la historia de Mulán es extremadamente popular en China no se sabe a ciencia cierta cuando pasó (o por lo menos en qué momento está ambientada). Esto obligó a Disney a tomar una decisión de estilo y ambientar la película entre las dinastías Ming y Qing. Además la historia se ambienta durante una de las invasiones mongolas en China, esta invasión se dio más de 300 años antes de la dinastía Qing por lo que desde el vamos Disney la pifió con el diseño de los personajes chinos.

El centro de la historia es sobre Mulan, la única hija de la familia Fa. Cuando los Mongoles invaden China el emperador mandó reunir a un hombre de cada familia y el padre de Mulan es citado. Lamentablemente el hombre es anciano y se encuentra en un estado de salud lamentable como para ir a la guerra a luchar contra el invasor mogol. Es por esto que Mulan decide cortarse el pelo, hacerse pasar por un hombre y tomar el lugar de su padre bajo el pseudónimo de Ping. En esta misión los espíritus de la familia Fa envían al pequeño dragón Mushu (interpretado por Eddie Murphy) y al grillo de la suerte Cri-Kee a acompañarla en la misión de entrar al ejército y traer honor a su familia.

En el ejército vemos como Mulan no puede adaptarse a la vida del soldado (en el inicio de la película vemos como tampoco puede adaptarse a las exigencias de la sociedad machista en la que vive) por lo que poco a poco empezamos a ver como ella se termina adaptando a esta nueva vida. Esto es un crecimiento de personaje interesante e incluso podemos ver cómo los diferentes hombres del ejército (en especial su capitán Li Shang) terminan aceptándose como una más.

Como dije en un principio la historia es simple y solo cuenta con dos escenas de acción en toda la película. Esto es algo bastante estándar en las películas de Disney pero Mulán gasta tanto tiempo en presentarnos la cultura, el proceso de entrenamiento y el desarrollo de nuestra protagonista que termina dejando de lado la parte por la que Mulan se unió al ejército (la guerra). Esto hace que terminemos viendo una película sobre una protagonista femenina en un mundo de hombres que poco a poco termina siendo aceptada por los mismos hombres que de verla con su ropa normal la verían solo como una esposa.

Desde un punto de vista musical Mulan no es la mejor película de Disney en cuanto a variedad. La película solo tiene cuatro canciones compuestas por David Zippel. En este momento se había pensado llamar a Stephen Schwartz (Pocahontas y El Jorobado de Notre Dame) para componer las canciones. Lamentablemente se filtró la información de que Schwartz había compuesto las canciones de El Príncipe de Egipto para el estudio rival Dreamworks por lo que Peter Schneider (presidente de Disney Animation) lo expulsó del proyecto descartando las otras cuatro canciones que ya había compuesto Schwartz. Para hacer las cosas peor de las cuatro canciones que quedaron solo Reflection y I’ll Make a Man Out of You son memorables haciendo que las otras dos solo sean números musicales fácilmente olvidables.

En cuanto a la animación Mulan es un paso más hacia adelante para el estudio. Los personajes se ven tan hermosos y se mueven de forma tan grácil como siempre, en especial en las pocas escenas de acción. Además el estudio de animación de Florida pasó de 40 empleados a 400 animadores para poder crear esta película. Entre sus logros encontramos un nuevo programa que simula multitudes llamado Attila que se encargaría de darle vida a las hordas mongolas (un tipo de programa similar se usó para la escena de los antílopes en El Rey León). Para dar vida al público en La Ciudad Prohibida se utilizó el programa RenderMan creado por Pixar y por último se creó un programa llamado Faux Plane que le da profundidad a las tomas en 2D que sirvió para aumentar en énfasis en las escenas en la Muralla China y en la pelea final.

La recepción en occidente magnifica llegando a ser una de las películas preferidas de muchos de los niños que crecieron en los 90. Además Mulan fue una de las primeras veces que un estudio de animación mostraba una protagonista femenina fuerte que no debía ser rescatada por ningún príncipe y eso hizo que muchas niñas la vieran como un ejemplo a seguir. Lamentablemente las cosas no fueron así en China, para empezar el Partido Comunista Chino debe aprobar las películas que se emiten en su país y en este caso les llevó más de un año darle la aprobación. Cuando lo hicieron se estrenó en una temporada baja y los pocos chinos que fueron a verla no salieron muy contentos del cine, para ellos esta fue una versión muy occidentalizada de la historia que ellos conocían y amaban y no pudieron reconocer a su Mulan en la versión de Disney.

En lo personal creo que Mulan es una buena película de Disney y que si se ignoran los errores históricos y que en algunos momentos la historia va un poco lenta se puede disfrutar mucho. Creo que Mulán es una película superior a muchas otras películas animadas (y del mismo estudio) pero que salió en una época donde Disney lanzaba obra maestra tras obra maestra y esto hace que quede un poco más abajo frente a cosas como El Rey León, El Jorobado de Notre Dame, Hércules o La Bella y la Bestia. A pesar de esto Mulan es un clásico que creo que todas las personas interesadas en la animación y en la cultura China deberían ver.

El mes que viene terminamos nuestro recorrido por el Renacimiento Disney y nos toca hablar de una de las películas con mejor banda sonora que nos dejó el estudio. En Julio vamos a hablar de Tarzán. Recuerden que si les gustan estos posts pueden seguir el Proyecto Disney en este link.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: