Reseña: Secret of Mana

Título: Secret of Mana.
Desarrollador: Square.
Fecha de lanzamiento: 6 de agosto de 1993.
Género: JRPG de acción.
Plataformas: Super Nintendo. (Jugado en Nintendo Switch (Collection of Mana))
Duración: 25 hs.
Sinopsis: “El bien y el mal se disputan el corazón de un joven guerrero. Hay una fuerza en el universo que se encarga de mantener el equilibrio entre el bien y el mal… se la conoce como el árbol de Mana. Pero algo ha desequilibrado la balanza; una espada mágica ha pedido a un joven guerrero que la libere, pero esto ha causado que la maldad se extienda por todo el reino.
En esta fantástica aventura las cosas no siempre serán lo que parecen. Las espadas mágicas tendrán que luchar contra el mal que ellas mismas han desencadenado, los tesoros podrán contener trampas mortíferas, los monstruos serán tus amigos y tus amigos pueden ser tus peores enemigos. Las pociones serán fuente de vida, mientras que la magia negra será causa de destrucción, los dragones volarán y las armas cambiarán de forma.
El guerrero necesitará tu ayuda para devolver las aguas a su cauce en este mundo al revés, y la única manera de conseguirlo es resolver el misterio que envuelve el secreto de Mana.”

Hay pocos juegos tan interesantes como Secret of Mana y me siento muy contento de por fin, después de tanto tiempo, poder traer su reseña al blog. La historia de Secret of Mana es la de un juego que atravesó muchas idas y venidas y que a pesar de ser un producto de una altísima calidad no llega a ser el juego que sus creadores creyeron en un principio.

Nuestra historia comienza en el lejano 1987 donde un equipo de programadores de Square luchaba entre la vida y la muerte de su desarrolladora. En este momento el negocio no estaba bien y el equipo estaba trabajando en un juego sumamente ambicioso llamado The Emergence of Excalibur (o Seiken Densetsu en japonés)para la Famicom Disk System. Este era un juego tan grande que estaba grabado en 5 diskettes para el sistema y lo hacía uno de los juegos más grandes de la historia del addon. Lamentablemente mientras se estaba empezando a planear la desarrolladora decidió cancelar el proyecto y lanzar en su lugar un juego con el que se iban a jugar el honor e intentar lanzar su último intento antes de rendirse como empresa. Este juego se llamaba Final Fantasy para la Famicom y no solo dejaría su marca en la historia de los videojuegos, sino que Square pasaría de ser una empresa con problemas financieros a ser una de las desarrolladoras más importantes y populares de Japón.

Seiken Densetsu pasó de ser uno de los juegos más ambiciosos de su época a ser un juego de Gameboy que muchos describirían como “un clon de Zelda”. Para colmo el juego llegaría a tierras americanas con el nombre de Final Fantasy Adventure, ya no sería el gran juego de Square si no un spinoff del juego que lo reemplazó cuando estaba empezando a nacer. Final Fantasy Adventure fue un juego exitoso, pero lamentablemente tuvo que competir cara a cara con juegos de la Super Famicom como The Legend of Zelda: A Link to the Past y en las inevitables compraciones fue el juego en blanco y negro para la consola portatil el que salió mal parado.

Dos años después de este lanzamiento Koichi Ishii (creador de la saga Mana y director de los cuatro primeros juegos) decidió que era hora de renacer el proyecto original de Seiken Densetsu. Esta vez el juego se llamaría Secret of Mana y sería el segundo juego de la saga Mana (que empezó con Final Fantasy Adventure) el principal problema con esto es que Square apuntó muy alto con la consola de lanzamiento: La Super NES CD-ROM (o también conocida como la Nintendo PlayStation). La historia de esta consola es ampliamente conocida pero pocos saben que Secret of Mana iba a ser uno de los juegos de lanzamiento de la poderosísima consola en la que Nintendo y Sony trabajaban. Lamentablemente la historia fue otra la Nintendo PlayStation nunca sucedió lo que obligó a Square a recortar el juego y a meterlo como pudieran en un cartucho de SNES haciendo que el proyecto sumamente ambicioso terminará en un juego al que le faltan cosas. Me encantaría poder decir que esto no se nota al jugarlo pero una vez que lo sabes es imposible no notarlo al jugar a Secret of Mana.

La historia de este juego comienza con Randi (usaré los nombres canon de los personajes para que no haya confusiones) un joven que jugando con unos amigos se aleja de su villa y llega al territorio sagrado que los ancianos le dijeron que no debía visitar. Solo y abandonado nuestro protagonista encuentra una misteriosa espada clavada en una piedra que le pide que la libere. Él lo hace pero cuando vuelve a su villa descubre que los monstruos la están atacando. Randi empuña su nueva espada y logra defender a la villa de los monstruos, lamentablemente las personas de este lugar son supersticiosas y culpan al joven de haber liberado a los monstruos al tomar la espada. Es aquí que aparece un misterioso caballero y nos explica que esa espada es la legendaria espada de Mana y que Randi deberá viajar a los 8 templos para liberar a los espíritus de Mana y recuperar el poder de la espada.

Este viaje llevará a Randi a conocer a varios personajes y a intercalar su historia con las historias de las personas con las que se encontrará. Entre estas personas podemos encontrar a nuestros dos grandes compañeros de aventuras, Primm y Popoi. Primm es una joven del reino de Pandora que está buscando a su prometido, un soldado que desapareció en una misión en el bosque. Popoi por su parte es un pequeño duende con amnesia que quiere conocer el mundo para ver si viajar a otros lugares le trae los recuerdos que una vez perdió. Estas tres historias están entrelazadas por el villano de este juego: Thanatos.

Thanatos tiene las características de muchos villanos de RPGS de la época. Para empezar es un poderoso hechicero que empieza a manipular las mentes de las personas que lo siguen y poco a poco logra obtener suficiente influencia para que el mismísimo emperador se convierta en uno de sus títeres. La motivación de Thanatos es la de construir un nuevo mundo más pacifico neutralizando las fuerzas del mana y creando un imperio que oprime las voluntades de las personas de este mundo. Esta es una de las cosas que me llamó la atención porque a pesar de que el juego es hermoso y muy colorido Thanatos es un villano sumamente oscuro como para desentonar con el ambiente que vemos en la pantalla.

Estas dos historias se ven entrelazadas con las de otros personajes que veremos a lo largo del juego. Quizás uno de los más interesantes es un cameo de Santa Claus (con su reno Rudolf) donde el legendario personaje nos explica que ya no puede repartir regalos porque al desaparecer la fuerza del Mana los niños ya no creen en él. O las historias de Krissie, la jefa de la resistencia que lucha contra el control del Imperio con una estrategia de guerrillas para debilitar a un enemigo mucho más grande y poderoso. O incluso la historia del Rey Truffle, el monarca del reino de Matongo enamorado de los dragones y que nos salvará la vida en más de una ocasión. Creo que si bien Secret of Mana no es un juego con una de las historias más impactantes son estos personajes y estas pequeñas historias entrelazadas las que hacen que el viaje sea memorable en el largo plazo.

Dónde Secret of Mana se despega un poco de sus contemporáneos es con su final. Un final que bajo ningún concepto voy a spoilear pero que sí puedo decir que es mucho más complejo que el de otros juegos de la época. Durante fines de los 80 y principios de los 90 los videojuegos estaban dominados por la necesidad de un final feliz. A nadie se le hubiera ocurrido que Link fracase al rescatar a Zelda, Mario no encuentra el castillo donde estaba Peach o que el Héroe de Dragon Quest se alía con el villano final. Secret of Mana rompe con estas tradiciones dejándonos un final que si bien no es malo te deja con un peso en el corazón con el que es muy difícil sentirse 100% cómodo después de lo que se acaba de vivir por las 30 horas anteriores.

Como ya dije este juego es un RPG de acción y es en su sistema de combate que entra la utilidad de tener tres personajes. Primm será nuestra healer y nuestra maga enfocada en magia defensiva, Popoi por su lado será nuestro mago ofensivo, por último Randi será nuestro luchador con armas. Lamentablemente aquí es donde tengo un gran problema con este juego. Puedo entender que se haya decidido dividir los poderes de los personajes de esta forma para hacer que cada uno se sienta especial en un aspecto pero este juego tiene un gran problema con su sistema de combate cuerpo a cuerpo y esto hace que Randi (nuestro protagonista) se sienta como el peor personaje de todo el juego, algo que se vuelve particularmente molesto en el boss final.

Secret of Mana utiliza un sistema con el que se irá cargando nuestra arma y sólo si golpeamos cuando esta carga está al 100% podremos realizar daño. Esto hace que tengamos que jugar con la cabeza y no apretar botones a lo loco como puede ser en un beat em up. Esto se hizo porque se buscaba crear una versión de acción de un RPG por turnos, obligar a los personajes a esperar su turno para atacar pero poder moverse por el mapa mientras se espera ese momento. Lamentablemente Secret of Mana decidió innovar con las animaciones de la espada y es muy difícil saber qué tipo de ataque va a realizar (si va a realizar una estocada hacia adelante, un arco abierto con la espada o va a saltar hacia adelante y a caer con el arma sobre el enemigo). Esto combinado con los extraños hitboxes hace que sea muy difícil usar la espada y estar seguro que el golpe va a golpear a nuestro objetivo haciendo que Randi se sienta aún peor como personaje.

Este sistema de combate va ligado a un diseño que recuerda a Mega Man. A medida que vayamos avanzando en la historia iremos liberando a los espíritus de maná. Estos espíritus liberarán un tipo nuevo de hechizos para Primm y para Popoi. Además cada boss del juego es débil a un tipo de magia por lo que los combates se limitan a descubrir cuál es la debilidad del boss y atacar con todo utilizando las magias de Popoi hasta que el boss muera. Esto es algo muy simple porque hay un momento en la animación de los hechizos donde el boss no se puede mover pero nosotros podemos castear un nuevo hechizo, esto hace que podamos mantenerlo congelado en el lugar por el tiempo que nos dure nuestra barra de maná. Esto no solo hace que una vez tengamos magia el juego se haga más y más fácil, sino que termina de relegar a Randi a un lugar oscuro de la party donde le daremos muy poco uso en estas peleas.

Un aspecto donde el juego resalta a simple vista es en su diseño visual. Los gráficos de Secret of Mana son impresionantes y dejan por el suelo a juegos como Final Fantasy V y Final Fantasy VI, juegos que en teoría podrían usar un apartado gráfico más impresionante por la simpleza de sus diseños en comparación con Secret of Mana. Este tipo de diseño funciona muy bien los niveles normales y hacen que cada lugar del juego (y el diseño de cada boss y cada enemigo) sea muy memorable. Lamentablemente esto no se trasladó bien al mapa aéreo que vemos cuando empezamos a volar por el mundo. Aquí es muy difícil saber dónde estamos y adónde vamos porque salvo que la ciudad sea una isla o tenga un castillo gigante casi todo el mapa es igual. Esto es una lástima porque el juego podría mostrarnos los bosques de hojas de colores y hacer que sea más fácil ubicarnos mientras sobrevolamos los continentes de este mundo.

Desde el apartado musical tenemos la maravillosa música de Hiroki Hikuta, quien sorprendentemente había debutado un año atrás con Romancing SaGa. Para Secret of Mana creó una banda sonora memorable que logra transmitir completamente los sentimientos de cada zona, además de una música para las peleas con los bosses que demuestra urgencia y que en ningún momento me canso de escuchar. Estas canciones son tan hermosas y tan memorables que inspiraron al primer disco del dueto japonés Gentle Love. Un dueto compuesto por Norihiko Hibino (saxofonista conocido por sus trabajos en las sagas Metal Gear y Bayonetta) y el pianista de jazz Ayako Shirasaki.

Luego de todo esto ¿Es Secret of Mana un buen juego? A modo de resumen: Si. Secret of Mana es un juego que hace un montón de cosas bien y algunas otras más, es de esos juegos que destacan tanto en algunos aspectos que sus aspectos mediocres lo convierten en una experiencia frustrante. A pesar de esto estamos hablando de uno de los RPGS más importantes de la Super Nintendo y uno de los mejores juegos publicados por Square. Si les gusta el género de los RPGS de acción les recomiendo pasarse por el mundo de Mana y descubrir el secreto que se esconde en sus raíces.

Un comentario sobre “Reseña: Secret of Mana

Agrega el tuyo

  1. Impresionante análisis :D. La verdad que ha sido un placer leerte y descubrir tantos detalles de este juego, así como su historia. Desde luego no es perfecto, pero en su momento lo jugué para SNES y lo disfruté muchísimo. Como bien dices, destacan sus parajes, las subtramas, y los personajes, entre otros aspectos, como este final que… bueno, tiene un poco de todo.
    Felicidades por tan buen post y gracias por desbloquearme tantos buenos recuerdos. Lástima de su remake dejara tanto que desear en comparación al juego original.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: