Reseña: El señor de los clanes

Título: El señor de los clanes.
Autor: Christie Golden.
Genero: Fantasía.
Saga: Warcraft #2.
Páginas: 288.
Fecha de publicación: 1 de octubre de 2001.
Sinopsis: “Entre las nieblas del pasado, en el mundo de Azeroth abundaban las criaturas maravillosas de todas clases. Elfos misteriosos y fuertes enanos caminaban entre las tribus de los hombres en relativa paz y armonía… Hasta que la llegada del ejército demoníaco conocido como la Legión Ardiente destrozó la paz del mundo para siempre. Ahora orcos, dragones, goblins y trols luchan por la supremacía entre los desperdigados reinos guerreros como parte de un gran complot malévolo que determinará el destino de World of Warcraft.
Esclavo, gladiador, chamán, jefe de guerra. El enigmático conocido como Thrall ha sido todas esas cosas. Criado desde la infancia por crueles amos humanos que buscaban convertirlo en un perfecto peón, Thrall se vio impulsado tanto por la ferocidad de su corazón como por el ingenio de su educación a perseguir un destino que sólo empezaba a comprender: romper su esclavitud y redescubrir las antiguas tradiciones de su pueblo. Ahora el apoteósico relato del viaje de su vida, una saga de honor, odio y esperanza, puede al fin ser contado.”

“Es un tonto el que repite las mismas acciones esperando un resultado diferente”

Una nueva reseña literaria pero hoy voy a hacer una mezcla de las dos grandes áreas del blog. Por un lado los videojuegos y por el otro lado los libros. El señor de los clanes no es la primera reseña que traigo de un libro de Warcraft pero si es la primera en mucho tiempo, la última fue Antes de la tormenta en 2018.

El señor de los clanes es una de las primeras novelas publicadas y uno de los libros más importantes dentro de el avance de Warcraft como universo de fantasía. En este punto de la historia sólo teníamos dos juegos publicados y se veía en el futuro la publicación de Warcraft III en Julio de 2002. Es por esto que Blizzard presentó tres libros El Día del Dragón (en febrero de 2001) este (en octubre de 2001) y El último guardián (en diciembre de 2001). Estos tres libros serían la previa de Warcraft III, el juego con mayor contenido de historia en la franquicia hasta el momento y cada uno se concentraría en presentar a algunos de los personajes más importantes de este tercer juego de estrategia. El señor de los clanes se encargaría de presentarnos por primera vez a Thrall.

Este libro está ambientado en la época entre la segunda y la tercera guerra. Aquí los orcos fueron derrotados por las tropas humanas y aislados de su planeta natal, Draenor, con la destrucción del Portal Oscuro. Este es un momento donde los reinos humanos florecen y los orcos son capturados y mandados a campos de internamiento. En estos campos los orcos empiezan a perder su sed de sangre pero no se convierten en las criaturas chamanistas que fueron cuando vivían en su planeta natal. Si no se vuelven una especie de cáscara sin alma que perdió toda voluntad de luchar y todo orgullo que pudiera quedarles.

Es por estos momentos que conocemos a Thrall, el hijo de Durotan y Draka (líderes del exilio Clan Lobo Gélido). Estos dos orcos son los primeros en darse cuenta que los líderes de su especie están complotando con los demonios y están dispuestos a hablar para no condenar a su especie. Lamentablemente Durotan y Draka son asesinados por saber la verdad y el bebé Thrall es abandonado a su suerte. Por suerte Thrall sobrevive y es rescatado por un grupo de humanos liderados por Aedelas Blackmoore, un hombre despiadado y líder de Durnholde Keep.

Aedelas rescata a Thrall pero no lo hace por buena voluntad. El hombre está convencido de que si puede criar a Thrall como un humano podría manipularlo y con él como líder de los orcos de los campos de internamiento crear un ejército de orcos que funcionen para la Alianza. Con este plan vemos como Thrall crece como un esclavo (su nombre “Thrall” literalmente significa esclavo en inglés) y cómo a pesar de esto recibe los mejores conocimientos que tienen los humanos en cuanto a estrategia, lucha y todo lo necesario para triunfar en batalla. Además vemos como Thrall se hace un amigo muy cercano de Taretha Foxton, la joven hija de Tammis Foxton (uno de los sirvientes de Aedelas).

“Uno no siempre puede creer lo que escucha”

Luego de aprender a luchar, ser golpeado, maltratado y sufriendo a manos de los humanos, Thrall escapa y decide buscar a su gente. Allí rápidamente conoce los problemas que los campos de internamiento generaron en los otros orcos y como estos no están dispuestos a luchar para liberarse. Thrall sabe que dependerá de él buscar a los líderes de los orcos y convencerlos de luchar para proteger a su gente pero también entiende que no todos los humanos son malos (Taretha fue una gran amiga y sus instructores le enseñaron el concepto del honor y lo trataron igual que a cualquier otra persona). Esto marcará al personaje de Thrall para siempre y le enseñará que si bien hay gente mala no todos los humanos son malos y que orcos y humanos pueden vivir en paz.

Con la búsqueda de Thrall conocerá a dos clanes muy diferentes. Por un lado los violentos y cazadores Grito de Guerra y por el otro el clan de sus padres, los Lobo Gélido. Aquí Thrall no es recibido de brazos abiertos si no que es discriminado por ser un extranjero y al igual que con los humanos deberá ganarse su lugar en cada uno de estos dos clanes. La vida de Thrall con los clanes es una larga “secuencia de entrenamiento” donde aprenderá lo que es ser un orco, como vivir con los suyos, como cazar con los suyos y las antiguas tradiciones chamánicas. Una vez con esto empezará una lucha para liberar a los orcos y crear nuevamente a la Horda, pero una nueva Horda no será esclava de los poderes demoníacos si no que intentará vivir en paz en este nuevo mundo.

El señor de los clanes es un libro muy corto que narra una época súper importante de la historia de Warcraft. Thrall se volvió un personaje tan importante para la franquicia que algunos fanáticos llegaron a apodarlo el “Green Jesús” por su piel verde y su capacidad de salvar el mundo una y otra vez. Con esta importancia en la historia y en la franquicia suponemos que Christie Golden habrá creado un libro excelente pero lamentablemente eso está lejos de la realidad.

En 1996 Blizzard estaba trabajando en la creación de un juego del género Aventura Gráfica que llevaría el nombre de Warcraft Adventures: Lord of the Clans. Este juego buscaba contar el origen de Thrall previo a Warcraft 3 pero fue cancelado en 1998. Este libro se siente como una novelización de este juego y eso es algo que siempre es malo (en especial cuando es un juego tan simple como una Aventura Gráfica). El libro intenta tocar todas las partes importantes de la historia pero el tiempo que pasa con cada parte es ridículo. Si, estamos una enorme parte del libro hablando sobre la vida de Thrall con los humanos pero una vez que se escapa Golden pisa el acelerador y nos lleva por un viaje a máxima velocidad por todo lo que le pasa a Thrall.

“No temo matar a quien merece morir. Solo elijo no matar a quien no se lo merece”

Esta narración acelerada hace que todos los hechos con los que Thrall interactúa con otros orcos pierdan relevancia. Desde su entrenamiento en las artes humanísticas hasta su amistad con otros personajes se sienten demasiado superficiales y cuando nos queremos dar cuenta de esto el libro termina. Cualquiera que juegue a los juegos y conozca lo importante que son estos personajes para Thrall entiende la importancia de estos encuentros y estos momentos. No estoy seguro si la autora tuvo problemas para terminar el libro a tiempo y por eso lo apuró pero creo que esto sufre mucho a la hora de leerse.

Creo que El señor de los clanes propone un viaje divertido por el mundo de Warcraft y es una lectura que le va a gustar a quienes sean fanáticos de los juegos, de su historia y de la Horda. Lamentablemente para quienes quieran conocer más sobre esta parte del mundo de Warcraft o del trasfondo de algunas amistades o de los personajes secundarios siento que van a quedar desilusionados porque el libro no dice más de lo básico sobre esta historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: