Reseña: The Legend of Zelda, Ocarina of Time 3D

Título: The Legend of Zelda: Ocarina of Time 3D.
Desarrollador: Grezzo.
Fecha de lanzamiento: 16 de junio de 2011.
Género: Aventura.
Plataformas: Nintendo 3DS. (Jugado en Nintendo 3DS)
Duración: 25 hs.
Sinopsis: “The Legend of Zelda: Ocarina of Time 3D lleva al clásico para Nintendo 64 (uno de los videojuegos más alabados por la crítica de todos los tiempos) a la consola Nintendo 3DS y le añade la profundidad y el realismo de unos impresionantes gráficos 3D sin gafas.
Link se embarca en un periplo de leyenda a través del tiempo para detener a Ganondorf, el rey de los ladrones Gerudo, que busca la Triforce: una reliquia sagrada que otorga poder ilimitado a su poseedor.
Las mejoras gráficas y la profundidad tridimensional insuflan una nueva vida al vasto mundo de Hyrule. Una intuitiva interfaz mejorada, combinada con la sencilla navegación que ofrecen los gráficos tridimensionales te darán más control a la hora de resolver puzles, viajar en el tiempo y explorar este envolvente mundo. Ya seas veterano o neófito en Hyrule, The Legend of Zelda: Ocarina of Time 3D es una aventura que te resultará totalmente nueva.”


Recuerdo de forma muy vivida cuando a fines de los 90 mis padres nos prometieron a mi hermano y a mi una consola de videojuegos. En mi mente esta consola sería una Nintendo 64, una máquina que podía mover varios de los juegos que más me llamaban la atención de esa época. Al final la consola resultó ser una PlayStation y me quedé con ganas de probar varios juegos entre ellos Ocarina of Time. Más de 20 años después pude sentarme con la versión para 3DS de este gran juego y por fin pude emprender mi tan postergado viaje por Hyrule.

Desde muy pequeño soy fan de Zelda, lamentablemente siempre me mantuve en el lado portatil de las consolas de Nintendo. Esto hizo que mi primer Zelda en 3D sea recién Breath of the Wild, un juego que en su momento me explotó la cabeza pero que no era consciente de lo mucho que bebía de Ocarina of Time.

En su momento, el salto de Super Nintendo a Nintendo 64 fue un punto de quiebre para Nintendo. Grandes desarrolladores como Square, Konami o Capcom dejaron a la empresa de Mario y se fueron con Sony a una consola que resultaba más económica y fácil de desarrollar. Esto obligó a que los juegos first party de Nintendo buscarán ser revolucionarios y tener un nivel de calidad casi excelente para competir contra los que hasta hace pocos años habían sido socios de Nintendo. No voy a decir que lo lograron con todos los juegos que lanzaron pero esto es una realidad por lo menos con los juegos de Zelda y Mario.

A la hora de desarrollar Ocarina of Time el equipo se tomó un gran trabajo para crear un juego único para la época. Querían que este juego se sienta como una experiencia cinematográfica y para hacerlo pensaban incluir tantas cinemáticas como lugares épicos para ambientar la acción. A esto hay que sumarle que originalmente este juego iba a salir para el 64DD, un periférico que permite ingresar CDCS para poder correr juegos más potentes. Esto se terminó descartando y Ocarina of Time salió como un juego de cartucho normal pero con desarrollo que no dejaría indiferente a nadie.

La historia de este juego nos pone en la piel de Link, un niño que vive en el Bosque Kokiri pero que por alguna razón no tiene un hada como el resto de los Kokiri. Esto hace que sea discriminado por muchos de sus vecinos hasta el día que el Gran Árbol Deku (padre de los Kokiri) decide darle un hada. Es así que Link y su hada (Navi). Deku le explica a Link que dentro del árbol hay criaturas malignas y que él y Navi deberán entrar en su tronco para salvar al Bosque Kokiri.

Más adelante en el juego conoceremos a Zelda, la princesa del reino, quien le explicará a Link que el malvado hechicero Ganondorf intentará controlar el mundo. Zelda nos dará también la Ocarina del Tiempo, un instrumento que nos permitirá tocar diferentes tipos de melodías para utilizar diferentes poderes. Por último deberemos conseguir la Espada Maestra, espada mítica de la saga que en este caso nos permitirá viajar en el tiempo a un futuro donde Link es un hombre y Ganon se apoderó de Hyrule.

Estas mecánicas hacen que la historia del juego corra por dos líneas paralelas. Por un lado deberemos jugar con Link joven y con el otro con Link adulto. Esto es algo que no me sorprendió porque venía sugerido en el nombre del juego. Lo que sí me sorprendió es lo bien armado que está el juego alrededor de esta mecánica. Hay algunas pistas que sólo las conseguiremos si estamos jugando con Link joven pero para poder realizar esa misión deberemos jugar con Link adulto. Además la última mazmorra del juego nos obliga a jugar una mitad con un Link y la mitad con el otro.

De la mano con este paralelismo en la historia viene otra división entre las cosas que puede hacer nuestro personaje. Link joven no puede utilizar arcos ni mover piedras pero si puede escurrirse por pequeños pasadizos y utilizar un bumerang. Esto hace que se sientan como dos personajes diferentes a pesar de que técnicamente son la misma persona en diferentes épocas. Esto es una forma maravillosa con la que Nintendo logró superar los límites del hardware de la época, reutilizar el mismo mapa pero cambiar radicalmente la jugabilidad en ambas épocas. Además utilizar el argumento del juego de una forma que tenga sentido el cambio.

Estos cambios de mecánicas funcionan bien porque Ocarina of Time es un juego que se construye sobre lo que ya existía. Por ejemplo el cambio en el tiempo recuerda al Mundo Oscuro y al Mundo de la Luz que apareció en A Link to the Past. Mientras que la Ocarina y las cadenas de favores vienen directo de Link’s Awakening. Esto hace que para el jugador que ya experimentó las entregas anteriores Ocarina of Time se sienta como un nuevo escalón dentro de lo que es la saga de Zelda.

Otra cosa importante en Zelda es el uso del espacio dentro de las mazmorras. Si bien muchas pueden pecar se simples en sus decorados este juego brilla en la creatividad de sus puzzles y en la forma de solucionarlos. Cada mazmorra por más simple que sea nos obliga a utilizar nuestra cabeza y todo el armamento que tiene Link a disposición para ir sorteando las pruebas. Lamentablemente tengo que reconocer que hay algunas cosas que muestran su edad. Cuando llegamos al Castillo de Ganon deberemos utilizar la flecha de fuego, increíblemente uno puede llegar hasta el final del juego sin nunca haber tenido que conseguir este objeto. Esto hace que por momentos tengas que ir para atrás e investigar todo el mapa porque no todos los objetos necesarios están en las mazmorras.

De la mano con esta forma de premiar a la exploración tengo que quejarme de la versión para 3DS, una versión que agregó un mapa en la pantalla inferior y donde se marca de forma general a donde hay que ir después. Esto es una buena ayuda para el jugador novato pero tengo que reconocer que no me gustó la forma en la cual lo muestra. Hay cosas que deben hacerse en cierto orden, a pesar de esto el juego te marca todos los objetivos a la vez y te hace ir a lugares con los que no sólo no se puede interactuar si no que naturalmente no los hubieras explorado si no aparecen en el mapa. La idea de poner objetivos en un mapa es ayudar al jugador, no perderlo y confundirlo.

Donde la versión de 3DS funciona muy bien es a la hora de gestionar el inventario. Los juegos de Zelda siempre nos obligaron a pausar la partida para entrar a un menú y elegir los objetos, en este caso al tenerlos en la pantalla de abajo se vuelve mucho más práctico que tener que estar moviéndonos por muchas pantallas de menú. Además la mejora gráfica es notoria, si bien este juego no intenta actualizar los modelos al punto que parezca un remake, la 3DS es más potente que la Nintendo 64 y se nota la mejoría en cuanto a los gráficos. A pesar de esto tengo que hacer un pequeño paréntesis para mencionar una bajada de frames en la última batalla contra Ganondorf. Desconozco si este problema se debió a que lo jugué en una 2DS pero fue realmente molesto que el juego se lagea en un combate y más cuando sólo pasa al final.

En el apartado musical el juego es una obra maestra y la versión de 3DS sólo potencia lo que ya venía de antes. Koji Kondo sinónimo de buena música y uno de los compositores de música para videojuegos más importantes de la historia. En este caso compuso temas como Kakariko Village, Song of Storms, Epona Song o incluso Gerudo Valley. Los temas de este juego se volvieron clásicos entre los que disfrutamos de la música de los videojuegos y creo que el trabajo de Kondo es sinónimo de una obra maestra.

The Legend of Zelda es un juego que no envejeció del todo bien en todos sus aspectos. Muchos de los problemas que encontré con este post son causados por intentar modernizar algo que en su esencia ya funcionaba bien, es por esto que creo que el juego en sí es perfecto y un testigo de una época donde se desarrollaba videojuegos con otra cabeza. Ocarina of Time es un capítulo importante dentro de la historia de los videojuegos y es por eso que muchos lo consideran como el mejor juego de la historia. Creo que estas son palabras mayores y no me animaría a afirmar lo mismo, aún así creo que es una obra maestra que todos deberíamos jugar por lo menos una vez en la vida.

Opinión: 10/10

2 comentarios sobre “Reseña: The Legend of Zelda, Ocarina of Time 3D

Agrega el tuyo

  1. En mi caso, la nintendo la tenían mis primos y yo solo la llegué a usar en su casa, algo que tampoco era tan frecuente :(((((
    Tampoco jugué a nada del Zelda en mi infancia y, la verdad, de grande tampoco he tenido ocasión. Me encantó la reseña, eso sí. Tal vez algún día me llegue el momento, andá a saber.
    Un besote ♥

    Me gusta

  2. Sea el mejor juego de la historia o no, podemos afirmar que se trata de un título muy bien clasificado tanto por crítica como por jugadores (que a la hora de la verdad es lo que importa) y que su fama le precede. De hecho, lo tengo pendiente de jugar desde hace tiempo, quizá demasiado, e igual ya es hora de que me saque esta espina clavada y me ponga a los mandos de este juego para disfrutarlo como muchos tantos ya han hecho. Si tan unánime es la valoración tan positiva que se tiene de él, por algo será, y puede que después de tanto tiempo ya sea momento de comprobar este “algo” en carne propia. Genial entrada.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: