Reseña: Bloodstained: Curse of the Moon


Título:Bloodstained: Curse of the Moon.
Desarrollador: Inti Creates.
Fecha de lanzamiento: 24 de mayo de 2018.
Género: Plataformas.
Plataformas: PC, Nintendo 3DS, Nintendo Switch, PlayStation 4, PlayStation Vita y Xbox One (jugado en Xbox One).
Duración: 2hs.
Sinopsis: “Juega como Zangetsu, un asesino de demonios con un profundo rencor, que debe viajar a través de tierras peligrosas para vencer a un poderoso demonio que acecha en un oscuro castillo. Zangetsu se encontrará con otros viajeros en el camino, que pueden unirse a su viaje como personajes jugables.”


Una de las cosas que más me llama la atención de escribir reseñas en este blog es lo mucho que me sorprendo a mí mismo diciendo que no suelo jugar muchos juegos de plataformas. Aún así, aquí me encuentro trayendo otra reseña de un juego que entra en este género mientras en mi lista de pendientes tengo muchos otros plataformas para traerles. Sin dar más vueltas vamos a hablar un poco de lo que es Bloodstained: Curse of the Moon.

Para entender este juego es necesario hablar un poco sobre la historia de su desarrollo. Koji Igarashi es un hombre que por siempre estará ligado a la historia de la saga Castlevania. Desde su primer trabajo en Symphony of the Night hasta su despedida en Harmony of Despair siempre fue llevando la posta tras una de las grandes franquicias de Konami. En 2014 Koji decidió irse de la empresa japonesa para emprender su camino en solitario. Aún así los fans le seguían pidiendo juegos de Castlevania por lo que decidió abrir un Kickstarter para financiar una entrega que sería un sucesor espiritual de la saga.

La historia de Curse of the Moon nos presenta a Zangetsu, un samurai maldito que prometió viajar a la zona de “Curse of the Moon” para asesinar a todos los demonios y liberarse de su maldición. En su viaje irá conociendo a otros personajes que también tienen sed de venganza con los demonios. Lo interesante es que Zangetsu puede elegir matar, reclutar o ignorar a estos personajes y el final del juego será diferente dependiendo de las acciones del jugador. Desde un punto de vista de la historia aún no me queda claro cómo esto va a impactar en el próximo Ritual of the Night pero probablemente podamos ver a Zangetsu en alguna parte del juego.

El Kickstarter fue un éxito rotundo y cumplió su objetivo en menos de 24hs. Eso hizo que la financiación sea demasiado grande y que el equipo decidiera traer una pequeña entrega que acompañe el juego principal. Curse of the Moon busca ser esa precuela que nos de un estilo de juego retro y nos muestre un poquito de lo que veremos en el futuro Bloodstained: Ritual of the Night. Es importante también tener en cuenta que el proyecto principal no es el juego del que hablaremos hoy y que esta entrega se desarrolló sólo en seis meses. Esto hace que tengamos en nuestras manos un juego muy corto pero que cumple con lo que promete, un gameplay muy similar a los juegos clásicos de Castlevania y una experiencia interesante para el jugador.

Es imposible hablar de este juego sin tocar sus mecánicas y en este caso nuestra principal herramienta serán nuestros aliados. Para empezar el protagonista Zangetsu es un samurai que luchará con su katana. Luego tendremos a Miriam quien luchará con un látigo al mejor estilo Castlevania y quien será la protagonista de Curse of the Moon. Alfred es un mago y nuestro personaje más débil ya que lucha sólo con un bastón pero si utilizamos todo su armamento de hechizos rápidamente podremos obtener todo tipo de ventajas. Por último tendremos a Gebel, un vampiro que ataca a nuestros enemigos tirando ráfagas de murciélagos y cuyo principal poder especial es el de volar por el mapa haciendo que muchos niveles sean más fáciles.

De la mano con estas mecánicas nuestros personajes podrán aprender diferentes poderes que irán recolectando de los diferentes enemigos. Lo interesante de esto es que al tomar un poder desaparecerá nuestra habilidad anterior por lo que es necesario elegirlos con inteligencia y estratégicamente. Además en todo momento podremos cambiar a nuestros personajes para adaptarnos al momento. La contra de esta estrategia es que si uno de nuestros personajes muere no podremos volver a utilizar ese personaje hasta que mueran los cuatro.

El diseño de los niveles es interesante porque se aprovecha de las diferentes habilidades de nuestros personajes. Miriam y Gebel son los que nos darán más movilidad y con quienes podremos llegar a lugares que ni Zangetsu ni Alfred pueden. Esto hace que en algunos niveles podremos cortar un trecho importante si utilizamos sus habilidades de forma inteligente. Aún así el juego no nos obliga a tomar estos atajos y siempre nos ofrece caminos alternativos (pero más peligrosos) por lo que es imposible trancarse.

Si hablamos de un juego de plataformas siempre es interesante mencionar a los jefes. Aquí tendremo una entrega de lo más original donde todos y cada uno de los enemigos son claramente diferenciables y nos presentarán un reto de lo más interesante. Lo importante aquí es recordar que si uno de nuestros personajes muere volveremos a tener que enfrentarnos al jefe desde cero lo que hace que sea de vital importancia evitar la muerte de nuestros aliados. Por el otro lado las mecánicas a las que debemos enfrentarnos son siempre creativas y lograrán mezclar una pelea con un jefe con todo tipo de plataformas a las que deberemos saltar para evitar sus ataques. Si bien ninguno me pareció particularmente difícil reconozco que la pasé muy bien enfrentandome a estos enemigos.

La dificultad de este juego trae varias opciones para todo tipo de jugadores. Para empezar aquí tenemos dos tipos de dificultad. Uno es para jugadores casuales que nos dará una cantidad de vidas infinitas y el otro es para jugadores con más experiencia que nos obligará a comenzar el juego de cero si llegamos a perder todas nuestras vidas. Además de estas dos opciones tendremos otra capa de dificultad que nos permitirá elegir el modo “fácil, normal y difícil” que suele haber en todos los juegos. Creo que esto es interesante porque hace la entrega más accesible a todo tipo de jugadores y quizás anime a muchos a conocer las entregas más clásicas de Castlevania.

En cuanto a gráficos nos encontraremos con un hermoso juego pixel art que emula los 8-bits de la NES. Esto puede parecer una desventaja pero tengo que reconocer que hacen que el juego se vera hermoso, incluso en los monitores modernos los gráficos resaltan haciendo que los poderes se vean increíbles. Lamentablemente no puedo decir lo mismo del apartado sonoro, Castlevania es una saga que nos dejó excelentes bandas sonoras y no sentí eso al jugar a Bloodstained: Curse of the Moon, quizás Ritual of the Night si nos traiga una música digna de estos títulos.

Bloodstained Curse of the Moon es un gran acierto a la hora de presentarnos un “sucesor espiritual de Castlevania”. Estamos en una época donde los juegos indie crecen de abajo de las piedras y el género metroidvania parece ser el preferido de muchos de estos desarrolladores. Es verdad que aún es temprano para conocer el futuro de esta saga pero sí Ritual of the Night continúa haciendo las cosas que este juego hizo bien y las profundiza creo que tendremos en nuestras manos una excelente saga de plataformas gótica.

Opinión: 7/10

2 comentarios sobre “Reseña: Bloodstained: Curse of the Moon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.