77345acd7a227e89cd5d1e441542603eTítulo: 1984
Autor: George Orwell.
Genero: Ciencia Ficción.
Saga: —
Fecha de publicación: 8 de Junio de 1949.
Sinopsis: “«No creo que la sociedad que he descrito en 1984 necesariamente llegue a ser una realidad, pero sí creo que puede llegar a existir algo parecido», escribía Orwell después de publicar su novela. Corría el año 1948, y la realidad se ha encargado de convertir esa pieza —entonces de ciencia ficción— en un manifiesto de la realidad. En el año 1984 Londres es una ciudad lúgubre en la que la Policía del Pensamiento controla de forma asfixiante la vida de los ciudadanos. Winston Smith es un peón de este engranaje perverso y su cometido es reescribir la historia para adaptarla a lo que el Partido considera la versión oficial de los hechos. Hasta que decide replantearse la verdad del sistema que los gobierna y somete.

El Gran Hermano siempre está vigilando. Esta es la principal premisa de este libro, un libro que podemos dividir en tres partes, una buena, una mala y una sublime. Teniendo esto en mente voy a empezar a hablar del comiendo de esta genial novela de ciencia ficción que nos trae Orwel.

Parte 1.

“Ninguna emoción era pura porque todo estaba mezclado con el miedo y el odio. Su abrazo había había sido una batalla, el clímax, una victoria. Era un golpe contra el partido. Era un acto político.”

La primer parte de esta novela nos empieza a presentar el mundo en que nos vamos a mover. Winston es nuestro protagonista, un hombre que no solo es fiel al partido sino que tiene un buen puesto de trabajo en el ministerio de la verdad. El ministerio de la verdad es el ministerio encargado de reconstruir la historia. Como al partido no le conviene que todo el mundo conozca la historia real y objetiva, es aquí donde un ejercito de funcionarios se encarga de reescribir todo tipo de documentos (diarios, libros, informes, etc) para respaldar la historia que El Partido quiere proponer.

Es gracias al Ministerio de la Verdad que el Partido nunca se equivoca y su palabra siempre es verdadera. Si el Partido no cumple con una promesa, se edita toda referencia a esa promesa para que el Partido controle la verdad.

Esta no es la única forma en la que el Partido controla a las personas de Oceanía (el mega país en el que se sitúa esta historia). Este libro introduce una nueva palabra Neolengua. La Neolengua es un nuevo lenguaje abreviado.

Algunos ejemplos de neolengua serían la eliminación de lagunas palabras. Obviamente la idea de este tipo de palabras es limitar la capacidad de pensamiento de las personas, si las personas no conocen ciertas palabras sus pensamientos están limitados y si no piensan no se van a revelar contra El Partido.

Parte 2.

“¿Como a mantenerse vivos el miedo, y el odio y la insensata incredulidad que el Partido necesitaba si no se embotellaba algún instinto poderoso para usarlo después como combustible? El instinto sexual era peligroso para el partido, y este lo había usado en beneficio propio.”

Aquí entramos en la segunda parte, una parte que realmente no me gustó. Es en esta segunda parte que aparece Julia. Julia es una mujer joven, seductora y rebelde, además es el interés romántico de Winston. De todas formas hay algunas cosas que no terminan de cerrarme sobre esta segunda parte.

No se si soy yo que empiezo a perseguirme, o si es precisamente la idea que tuvo Orwell cuando se sentó a escribir esta segunda parte, pero pasé toda la segunda parte pensando que Julia era una agente del Partido. Quizás por tener este pensamiento siempre presente no llegué a apreciar del todo esta “historia de amor” entre estos dos rebeldes.

Por el otro lado, es en esta parte cuando Winston se pone en contacto con la resistencia y empieza a elaborar un plan para derrocar al régimen. Es una parte que podría ser más interesante si se hubiera encarado de otra forma, por alguna extraña razón no termina de convencerme la forma de escribir de Orwell o la forma de planificar la novela. En mi mente veía traiciones, puñaladas y sorpresas que en el libro nunca pasan.

Parte 3.

“Pues nosotros, el Partido, controlamos todos los documentos y controlamos todas las memorias. De manera que controlamos el pasado, ¿no es así?”

No tengo intención de hacer spoilers sobre el final. Solo voy a decir que la tercer y última parte de este libro es la que le da el estatus que tiene como “clásico imprescindible”.

1984 es una novela que tiene grandes altibajos, por momentos es sublime y por momentos te dan ganas de ir a leer otra cosa. De todas formas, es aquí en la tercer parte donde aparece la mayor crítica a las sociedades autoritarias. Es aquí donde por fin entendemos el sentido y la magnitud de esta novela y donde por fin podemos decir que esta es una de las grandes novelas del siglo XX.

Opinión 4/5

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s